¿Cómo calentar una nave industrial y garantizar el confort adecuado?

¿Cómo calentar una nave industrial y garantizar el confort adecuado?

4 soluciones eficaces y sostenibles para la calefacción de naves industriales durante el invierno.

La calefacción de una nave industrial es una de las prioridades de toda empresa o persona emprendedora, quien debe garantizar a sus colaboradores un ambiente de trabajo saludable y confortable, incluso durante los meses más fríos del año.

Calentar una nave industrial de forma eficiente y adecuada es fundamental no sólo para garantizar el bienestar de los trabajadores, sino también para el correcto funcionamiento de la maquinaria y por tanto de todo el proceso productivo.

De hecho, según el R.D. 486/97 L.T.(Condiciones ambientales de locales cerrados), para garantizar que las actividades laborales del personal en los entornos de trabajo se realicen de la mejor manera posible, debería ser posible mantener una temperatura indicativa entre 14 y 25ºC.

La temperatura debe ser adecuada al tipo de tarea que se realiza en esa zona de trabajo concreta y acorde con el esfuerzo energético empleado por la persona.

Calentar una nave industrial para mejorar el confort de los trabajadores

Existen en el mercado numerosas soluciones de calefacción entre las que elegir: desde las radiantes -.eléctricas o de gas.- pasando por las de aire caliente,  hasta las que funcionan con biomasa o geotermia.

Para elegir el sistema que mejor se adapte a sus necesidades es importante hacer algunas consideraciones y es necesario subrayar que, aunque se pueden dar pautas generales, hay que estudiar cada caso de forma individual.

Si por un lado la prioridad de la empresa es, sin duda, proteger la salud de sus empleados y salvaguardar el correcto funcionamiento de la maquinaria, por otro es importante subrayar que la calefacción de una industria debe ser sostenible desde el punto de vista económico y medioambiental.

Por lo tanto, calentar uniformemente un entorno industrial de tamaño medio o grande no es una tarea sencilla de abordar; Antes de elegir la solución de calefacción ideal es importante tener en cuenta algunos aspectos fundamentales y estructurales de los espacios a calentar.

Factores a tener en cuenta a la hora de calentar una nave industrial

Las naves industriales, almacenes, talleres ferroviarios o hangares, se caracterizan por su gran altura y volumen; además, muchos de estos edificios están pobremente aislados, desde el punto de vista térmico y las infiltraciones de aire son elevadas.

Sus características estructurales hacen que estos locales no sólo sean altos, sino sobre todo abiertos, en los que el calentamiento no encuentra barreras, por lo que el calor puede dispersarse fácilmente dentro de estas estructuras.

Otro elemento a tener en cuenta está determinado por el hecho de que, al ser espacios por donde deben circular mercancías, materiales y personas, las puertas tienden a permanecer abiertas durante el horario laboral. Esto hace que el aire frío procedente del exterior disminuya la sensación de confort en el interior.

Estos factores que sea complejo calentar de manera uniforme las distintas areas de trabajo.

6 factores clave a tener en cuenta a la hora de calentar una nave industrial

Antes de elegir el mejor sistema de calefacción para su industria, es importante tener en cuenta los siguientes puntos clave:

Volumen y altura del edificio: como hemos mencionado, cuanto más altos sean los locales, menor será la variedad de sistemas sistemas de calefacción entre los que podemos elegir.

Aislamiento del edificio y presencia de huecos y ventanas: cuanto más aislado esté el edificio y sellados los huecos, menor será la dispersión del calor y, en consecuencia, mayor será el ahorro en términos económicos. Por el contrario, si el edificio está mal aislado y tiene muchas aberturas, es más probable que las pérdidas de calor sean mayores, con un coste económico mayor.

Zonas a calentar y presencia de maquinaria que proporcione calor: es importante saber si es necesario calentar todo el edificio o si es suficiente una calefacción por zonas. Otro elemento importante para el cálculo de la potencia térmica a instalar es la posible aportación de calor derivada de la maquinaria que funciona en el interior del edificio. Si están presentes, reducen la potencia a instalar.

Combustible: conocer el tipo de combustible o fuente de energía disponible para el sistema es fundamental para encontrar la mejor solución.

Renovación de aire: conocer la cantidad de renovaciones de aire es fundamental para diseñar un espacio confortable sin comprometer la salud de los trabajadores.

Temperatura de confort: por último, pero no menos importante, está la temperatura de confort interior ideal, ya que, como hemos dicho, cada ambiente de trabajo requiere temperaturas diferentes en función también del tipo de trabajo que se realiza en el interior.

Veamos ahora cuáles son las soluciones más eficaces para la calefacción de entornos industriales de tamaño mediano y grande.

¿Qué soluciones de calefacción para naves industriales ofrece el mercado?

El mercado ofrece diversas soluciones de calefacción para naves industriales, cada una con sus características y ventajas específicas. A continuación, enumeramos algunas de las soluciones comunes:

Sistemas radiantes (a gas o eléctricos): Estos sistemas emiten calor a través de paneles o tubos radiantes montados en el techo o las paredes. La radiación ofrece un calentamiento rápido y uniforme y puede ser una opción energéticamente eficiente.

Generadores de aire caliente: Estos aparatos calientan el aire y lo distribuyen por el ambiente a través de ventiladores. Se suelen utilizar en naves industriales para calentar grandes volúmenes de aire. Pueden funcionar con gas, electricidad u otras fuentes de energía.

Calefacción por suelo radiante: Este sistema consiste en la instalación de cables o tuberías calefactoras bajo el suelo. Calienta toda la zona de manera uniforme y es especialmente eficaz en edificios con buen aislamiento. Es una elección cómoda pero requiere una planificación cuidadosa durante la construcción o renovación.

Bombas de calor: las bombas de calor utilizan la energía térmica presente en el aire o el suelo circundante para calentar el ambiente interno. Se consideran soluciones eficientes para calentar grandes áreas y también pueden usarse para enfriar durante los meses más cálidos. Por otro lado, sin embargo, no son una solución económica.

Además de estas soluciones, también existen otras opciones, como los sistemas de calefacción por biomasa y los sistemas de calefacción geotérmica.

La elección dependerá de las necesidades específicas de su edificio, su estructura, la eficiencia energética deseada y los recursos disponibles.

Cómo calentar una nave industrial: 4 soluciones de calefacción radiante para obtener el confort térmico adecuado

Como hemos visto, el mercado ofrece diversas soluciones para la calefacción de naves industriales; vamos a centrarnos en 4 sistemas que funcionan con el principio de radiación.

La radiación infrarroja es ideal para una difusión homogénea del calor y para un mayor ahorro económico.

¿Cómo funcionan los sistemas de calefacción por infrarrojos?

En los sistemas de calefacción radiante, en los que el calor se difunde al ambiente aprovechando el principio natural de la radiación, las superficies emisoras se instalan en el techo, de tal manera que pueden incidir directamente sobre las personas que trabajan en los espacios inferiores y sin dispersión, dándoles una sensación inmediata de calidez y confort.

4 sistemas de calefacción radiante económicos para calentar naves industriales:

  • Circuitos de conducto radiante a gas
  • Tubos radiantes a gas
  • Pantallas radiantes cerámicas
  • Paneles radiantes de agua caliente

Estos sistemas, compuestos principalmente por elementos radiantes modulares, son la solución ideal para calentar ambientes de trabajo, ya que permiten calentar toda la nave o sólo algunas áreas operativas donde hay trabajadores, evitando que el calor se disperse hacia otros lugares y, en consecuencia, optimizando el consumo.

Circuitos de conducto radiante para la calefacción de naves

Circuitos de conducto radiante para calefacción de naves industriales

El circuito de conducto radiante es un sistema de calefacción de techo que utiliza el principio de radiación para calentar uniformemente estancias de tamaño medio-grande.

Son ideales para naves industriales con una altura superior a 5 metros y también pueden calentar fábricas con una altura superior a 10 metros.

Entre las principales ventajas de los conductoss radiantes encontramos:

Sostenibilidad: bajas emisiones de NOx certificadas para una mayor protección del medio ambiente.

Ahorro: la baja potencia eléctrica utilizada y una correcta gestión permiten una mayor contención de costes.

Silencio: no producen ruido en los ambientes de trabajo, un plus para mejorar la prevención de riesgos en el trabajo.

Versatilidad: se adaptan fácilmente a diferentes situaciones, no sólo para calentar naves industriales sino también almacenes, talleres ferroviarios y hangares.

Calefacción por zonas: como hemos comentado anteriormente también se pueden colocar sólo en zonas específicas para calefacción localizada.

Confort: temperaturas confortables sin gradiente térmico. Gracias al principio de radiación se evita el fenómeno de la estratificación del aire caliente hacia arriba.

Orden: la ausencia de elementos calefactores en el suelo y en las paredes permite aprovechar toda la superficie operativa de la instalación.

Salubridad: los circuitos radiantes no generan movimiento de aire dentro del espacio de trabajo; el ambiente es sano y limpio, garantizando una mayor protección a la salud de los trabajadores.

Tubos radiantes para calefacción de naves

Calefacción radiante para naves industriales con tubos radiantes

Los tubos radiantes son equipos de calefacción autónomos de alto rendimiento que funcionan por radiación, diseñados según las más modernas tecnologías para garantizar el máximo rendimiento con el mínimo consumo.

Ideales para calentar naves industriales de tamaño medio-grande con una altura que normalmente  oscila entre los 5 metros y más de 12 metros. Permiten un calentamiento homogéneo incluso en zonas parciales del edificio gracias a la posibilidad de dirigir el haz radiante hacia zonas concretas.

Entre las principales ventajas de los tubos radiantes encontramos:

Inmediatez: al igual que ocurre con las pantallas radiantes, también en este caso el sistema se enciende y se pone en marcha rápidamente.

Salubridad: el sistema de calefacción no genera ningún movimiento de aire ni polvo, consiguiendo un ambiente de trabajo sano y limpio.

Silencio: los tubos radiantes no aportan ruido adicional en un entorno industrial.

Confort: temperaturas confortables sin gradiente térmico.

Sin desorden: Los tubos radiantes se suspenden del techo y por tanto no ocupan espacio que podría aprovecharse en la actividad.

Calefacción radiante para naves industriales con pantallas cerámicas

Pantallas radiantes cerámicas para calefacción de naves

Los pantallas cerámicas radiantes están compuestos por placas incandescentes individuales, autónomas y de alta eficiencia.
Son ligeras, compactas, silenciosas y de tamaño limitado, representan una solución ideal para calentar locales ventilados, con una altura superior a 5 metros.

Gracias a la posibilidad de dirigir el haz radiante, son ideales para calentar zonas concretas de naves industriales repartiendo el calor de forma homogénea, pudiendo regular la temperatura ambiente zona a zona.

Entre las principales ventajas de las pantallas radiantes, además de las que acabamos de enumerar, encontramos:

Ahorro: gracias a la baja energía eléctrica utilizada para su funcionamiento, es posible contener los costes de gestión del sistema.

Inmediatez: una vez encendidas alcanzan su máximo rendimiento rápidamente, de modo que los ambientes de trabajo se calientan rápidamente.

Salubridad: las pantallas radiantes no provocan ningún movimiento de polvo y aire para espacios sanos y saludables.

Fiabilidad: gracias al uso de materiales de primera calidad para su producción, el mantenimiento de estos sistemas se limita únicamente a los controles exigidos por la Normativa.

Paneles radiantes por agua caliente

Sistema de calefacción industrial radiante con panel de agua

Los paneles radiantes son un sistema de calefacción formado por paneles radiantes que funcionan con agua caliente, agua sobrecalentada o vapor.

Son ideales para calentar uniformemente ambientes de trabajo de menos de 4/5 metros de altura, sin crear fenómenos de estratificación, molestos movimientos de aire y polvo, optimizando el consumo y los costes de gestión asociados.

Los paneles radiantes son especialmente adecuados para estancias en las que el procesamiento y las concentraciones de materiales almacenados provocan la formación de gases, vapores y/o polvo, que pueden provocar incendios y/o explosiones.

Entre los otros puntos fuertes de los radiadores encontramos:

Silenciosos: el sistema no genera ningún tipo de ruido para una mejor concentración del personal durante el horario laboral.

Refrigeración: con un tamaño adecuado, también es posible utilizar los radiadores para enfriar los locales durante el periodo estival, para un sistema 2 en 1.

Resistencia: los materiales utilizados para los componentes del sistema garantizan una larga vida en el tiempo.

Fiabilidad: Gracias a un cuidado diseño que permite una instalación segura, el mantenimiento es prácticamente inexistente.

Conclusión

Se trata de algunos de los sistemas de calefacción más eficientes del mercado, ideales para almacenes pequeños, medianos o grandes.

Nos gustaría subrayar que estas son sólo algunas indicaciones generales, cada caso y cada edificio debe ser analizado específicamente.

 

¿Qué ofrece Tagsa?

¿Buscas la solución ideal para calentar tu nave industrial?


Echa un vistazo a nuestros productos o contacta con nosotros para encontrar la solución que mejor se adapta a tus necesidades.

Estamos a su servicio, descubra todo lo que podemos ofrecerle.

Más información:

Rellene el formulario, llámenos al
947 29 87 85 ó envíenos un email a info@tagsa.es
Scroll al inicio